639 49 05 93 info@mariaramosmoreno.es
Carrito
  • Cesta vacía.
Back to top

Tu primera casa

q

Tu primera casa

Esta semana he estado ayudando a una pareja que quiere comprarse su primera casa. Nunca imaginé que a alguien pudieran surgirle tantas dudas, ni tuviera las prioridades tan desordenadas para discernir entre la que podía ser su casa y la que no respondía a sus necesidades.

Por eso, hoy me propongo hacer un breve esquema de los 5 puntos que yo tendría en cuenta en la elección de una vivienda.

 

Zonificación:

Una buena zonificación supone una mayor funcionalidad del espacio. Para mi, la vivienda ideal debe estar dividida en dos partes :

1º La zona día, que consta de salón comedor, cocina y un baño.

2º La zona noche , que la conforman las habitaciones y otro baño.

De esta manera independizamos la zona más privada, evitando la necesidad de acceder a la misma si no es para su uso y ayudamos al descanso cuando se hace un uso simultaneo de las dos zonas.

 

Circulación:

Una circulación simple y clara es vital hasta en la casa más reducida. Necesitamos poder movernos cómodamente en ella, evitando los rodeos para favorecer tareas diarias como por ejemplo la entrada con bolsas de la compra, servir la comida en el comedor… Para ello, debemos entre otras cosas, hacer una distribución adecuada del mobiliario.

 

Iluminación:

Una casa puede ser más soleada o menos según su orientación (punto clave en a elección de una vivienda), pero lo más importante es cuidar el flujo de la luz en el interior, evitando o modificando los obstáculos que lo limiten. De esta manera contribuimos a un aporte extra de luz a una vivienda. No suelen ser técnicas que acostumbremos a incorporar en nuestras viviendas pero para mi, son sinónimo de vida.

 

Distribución:

Hemos de tener en cuenta partiendo de una clara lista de necesidades, el uso que se le va a dar a cada espacio dentro de la vivienda, y ser conscientes de lo que tiene que albergar cada uno de ellos para cumplir su función.

A menudo no encontramos por ejemplo, con habitaciones principales amplias, con un baño privado que en principio parecen ideales, pero que al pensar en su amueblamiento se convierten en nuestra peor pesadilla, por la mala ubicación de la puerta de acceso al baño, el radiador , su estrechez o porque carece de espacio para colocar el armario que necesitamos.

Una vivienda no es mejor cuantas más habitaciones tenga, si estas por su forma no cumplen su función.

 

Acabados:

Unos buenos acabado siempre ayudan. Debemos de tener en cuenta la calidad y el estado de los suelos y rodapiés, puertas y jambas y las ventanas. Estos son puntos que pueden influir en la negociación del precio de una vivienda.

 

No hay comentarios

Deja tu comentario